Georgina Bardach

Por Damián Giovino (@DamianGiovino)

Una de las grandes mujeres referentes de la historia del deporte argentino. Medallista olímpica de bronce en Atenas 2004 y oro en las más prestigiosas competiciones: Juegos Panamericanos, Sudamericanos y Odesur. Tras llegar al pináculo de su carrera, entró en una etapa de agotamiento y desmotivación por diversos factores. Multifacética por naturaleza, es Licenciada en Comunicación institucional, Magister en Publicidad Digital e integrante del directorio de la Agencia Córdoba Deportes. Le diagnosticaron depresión y abrió su intimidad al exterior para poder ayudar a otros con su experiencia y demostrar que no todo es color de rosas como la gente puede pensar. Humanizamos a Georgina Bardach, mujer valiente, genuina y liberal.

Aunque parezca parad√≥jico, para Georgina, cuando era peque√Īa, el agua y la nataci√≥n eran cosas tortuosas, una pesadilla: ‚ÄúCreo que me mandaron desde los cuatro a√Īos y reci√©n aprend√≠ a nadar a los siete. Era llorar todas las clases porque me costaba mucho meterme al agua‚ÄĚ.

-Has dicho que tu padre siempre quiso que vos y tus hermanos hagan alg√ļn deporte. Vos ya hac√≠as tenis y hockey. ¬ŅPor qu√©, entonces, esa insistencia con la nataci√≥n, que no te gustaba y adem√°s al principio no eras buena?

-La insistencia fue más que nada para que aprendiera a nadar por un tema de seguridad, porque en verano tanto yo como mis hermanos íbamos siempre a la pileta del club. Simplemente me mandaban por ese motivo, la decisión, luego, de volcarme por la natación y dedicarme a eso, fue mía, porque quería competir y en la primera disciplina que se me presentó esa posibilidad fue la natación.

-¬ŅC√≥mo fueron esos dos a√Īos, entre los siete y los nueve, para saltar de ese escenario t√©trico de no gustar de meterte al agua, a comenzar con un sobre-entrenamiento, y ya a los doce empezar con doble turnos a las cuatro de la ma√Īana?

-El ímpetu por competir. Lo que me motivaba era ese deseo, porque al agua le tenía mucho miedo, incluso hoy en día tengo miedo de morirme ahogada. Siempre lo vi como algo que tenía que hacer.

-Has dicho que en tu carrera fuiste muy exigente con vos misma, pero, ¬Ņcrees que, en parte, esa presi√≥n no nac√≠a de tu interior, sino que la absorb√≠as como propia, pero era externa? ‚ÄúQu√© talento tiene‚ÄĚ, ‚ÄúQu√© futuro tiene‚ÄĚ, ‚Äúmir√° todo lo que logr√≥ siendo tan chica‚ÄĚ.

-No, nunca lo vi o sentí así. Mis viejos siempre me cuidaron mucho en relación a eso, a lo externo, y me sacaban la presión. Yo tampoco era de darle mucha bola a lo que se podía llegar a decir de mí. Además, en mis inicios no era tan talentosa como para que pongan grandes expectativas o presiones sobre mí. Lo mío fue más entrenamiento y constancia que talento.

‚ÄúMuchas veces los padres creen que su hijo es el mejor por el simple hecho de que es su hijo. Eso genera que desarrollen muy pocos anticuerpos para afrontar la frustraci√≥n, y ante el primer tropiezo, tiran la toalla‚ÄĚ, Julio Velasco.

-Está muy bueno eso que marcás que con tus padres nunca sucedió eso, por el contrario, te sacaban la presión…

-Totalmente. Solo me remarcaban de que, si iba a hacer algo, lo hiciera bien, en el sentido de comprometerme y hacerlo con responsabilidad, dando el ciento por ciento, y no en el sentido de que ten√≠a que ganar y ser la mejor.¬† Me inculcaron que hab√≠a cosas que no iban a depender de m√≠, que no iba a poder manejar, pero que mientras diera todo de m√≠, ya iba a estar bien, que eso era la √ļnico que importaba.

‚ÄúPerder el anonimato es algo muy pesado. El anonimato es de las cosas m√°s importantes que tiene el ser humano, lo que pasa es que nadie lo puede saber hasta que no lo pierde, como un mont√≥n de otras cosas, que las valoramos cuando las perdemos‚ÄĚ, Ricardo Dar√≠n. Tras el fulgurante logro en Atenas 2004, lo que m√°s cambi√≥ en la vida de Georgina fue el volverse ¬īpopular y famosa¬ī, que la reconozcan en la calle, pidan fotos, los medios est√©n mucho m√°s pendiente de ella; algo que no le sentaba para nada bien.

-Con tu perfil m√°s bien t√≠mida, el pasar de tener una vida tranquila a ser el foco de atenci√≥n y estar m√°s expuesta, ¬Ņfue lo que m√°s te cost√≥ del ¬ī√©xito¬ī?

-S√≠, soy bastante t√≠mida y reservada. Mis hermanos son mis grandes amigos, siempre hicimos muchos planes juntos, y ellos, al ser a√ļn m√°s t√≠midos que yo, cuando est√°bamos juntos y me reconoc√≠an, era una situaci√≥n medio inc√≥moda, nos daba verg√ľenza a todos. Sobre todo, fue en esos a√Īos de esplendor en donde era muy chica, cuando vas creciendo vas entendiendo un poco m√°s las cosas y ya no lo tom√°s como una locura. Adem√°s, al no tener un cuerpo grandote, no ser tan alta‚Ķ el t√≠pico cuerpo que podr√≠a tener alguien que se dedic√≥ a nadar, siempre hizo que llamara menos la atenci√≥n o pasara m√°s desapercibida; capaz a veces me dicen: ¬īte veo cara conocida de alg√ļn lado¬ī y yo le digo: ¬īah, no s√© de d√≥nde, puede ser, ni idea¬ī.

– Se te nota una persona muy curiosa, inquieta, con tendencia a experimentar diversos mundos. Con esa personalidad, el hacer un deporte c√≠clico como la nataci√≥n ¬Ņno te resultaba, a veces, un tanto mon√≥tono o te aburr√≠a?

-La verdad que no, a m√≠ me gustaba, incluso a veces lo extra√Īo. Cuando viajaba a competir mi mam√° me inculc√≥ mucho la lectura, el estudio, entonces con esas cosas canalizaba. Y en la pileta, si bien ten√≠a entrenamientos muy repetitivos durante muchas semanas, le buscaba la forma para encarar capaz alguno de esos entrenamientos con algo distinto, buscando qu√© cosas mejorar, controlar los tiempos; detalles para estimularme y no aburrirme.

‚ÄúConvivir con la falta de recursos, de herramientas, de espacios f√≠sicos acordes; te va haciendo crear y desarrollar una personalidad particular. Siempre pongo el ejemplo de que el deportista argentino es como Silver Stallone en la pel√≠cula de Rocky 4. Desarrollando esa personalidad trat√°s de equilibrar la balanza. Pero hay cuestiones que son irremplazables y necesarias y a veces aqu√≠ no las ten√©s”, expres√≥ Jos√© Meolans en dialogo con ¬īHumanizados¬ī. Pues esto mismo fue una de las causas centrales del agotamiento de Georgina tras su inmenso logro en Atenas: ‚ÄúSe me hizo muy dif√≠cil volver a competir y ver que la dirigencia segu√≠a siendo la misma, que nada hab√≠a mejorado para facilitarnos las cosas. Pens√© que despu√©s de tener una medalla ol√≠mpica iba a poder ir a un torneo y tener la ropa, el viaje ordenado… Y nada‚ÄĚ.

РEl deportista argentino es admirado por su amor propio, competitividad, orgullo y personalidad. Eso, a veces, es producto de algo negativo: Tiene que lidiar con muchas cosas extra deportivas…

-Todos los resultados en los deportes individuales son m√©ritos al esfuerzo propio, de la familia y los entrenadores, y no porque haya una pol√≠tica deportiva clara a nivel nacional que te permita llegar a obtener logros. Salvo alg√ļn que otro deporte, eso no sucede. Algunos dirigentes te exigen cuando las condiciones son p√©simas. Ir a competir a un torneo y que la confederaci√≥n te reserve hotel por una sola noche porque se ¬īconfundieron¬ī, o ver que, en mi √©poca, hab√≠a muy buenos nadadores y se les hac√≠a muy dif√≠cil conseguir un sponsor, o ver que era muy dif√≠cil tener sentido de pertenencia; todas cosas que, siendo tan joven, te van desmotivando. Es una sumatoria de cosas y te hart√°s.

Siendo realmente muy joven, Georgina ya contaba con una histórica medalla olímpica de bronce, oro Sudamericano, oro Panamericano, oro Odesur.

-Una vez Toni Nadal cont√≥ que, cuando Rafa gan√≥ su 1¬į Roland Garros, tuvo el temor de que con ese logro se hubiera sentido complacido y por ende se relajase. Con los a√Īos, habiendo ganado 22 Grand Slam, comprob√≥ que no. El haber obtenido tantos logros siendo tan joven, ¬Ņpudo haberte sacado la motivaci√≥n de volver a hacer todos los esfuerzos de nuevo?

-No creo que haya sido un motivo, pero s√≠ sent√≠ tras esas etapas de logros importantes, que el f√≠sico no me respondi√≥ m√°s, el desgaste lo sent√≠ por ese lado. Despu√©s de Atenas creo que me tendr√≠a que haber tomado un a√Īo para recuperarme f√≠sicamente, siguiendo entrenando, pero a otro ritmo. Teniendo solo 20 a√Īos como ten√≠a, pod√≠a haber descansado un tiempo, recuperado bien y vuelto a competir, pero en ese momento uno sent√≠a que en cada torneo ten√≠a que defender algo. Hoy cuando recuerdo esa etapa, la veo como una locura.

Georgina es un cabal ejemplo de que detr√°s de alguien ¬īreconocido y exitoso¬ī que logr√≥ ¬ītriunfar y trascender¬ī en su profesi√≥n, hay un ser humano con tus luchas internas, miedos, historias y dem√°s. ‚ÄúHab√≠a tenido √©xito deportivo, muy buenos promedios universitarios, novio, buena familia, amigos‚Ķ todo lo que la sociedad ¬īexige¬ī, sin embargo, me diagnosticaron depresi√≥n‚ÄĚ, cont√≥ p√ļblicamente una vez.

-Tuviste la valent√≠a de compartirlo ante la sociedad, ¬Ņfue algo liberador y sanador?

-No s√© si fue liberador, fue algo que me naci√≥ en ese momento y lo cont√©. Cuando empec√© todo este proceso del tratamiento y la terapia, al principio me daba un poco de ¬īcosa¬ī contarlo, pero despu√©s entend√≠ que no ten√≠a nada de malo, no hab√≠a ning√ļn motivo para ocultarlo, porque cuando ten√©s alguna enfermedad y ten√©s que hacer un tratamiento, la gente lo cuenta, entonces, por qu√© esto no iba a ser as√≠. Cuando comenc√© a contarlo, me sorprendi√≥ la gente que me dijo que pas√≥ por lo mismo o tuvo alg√ļn familiar o amigo que pas√≥ por esa situaci√≥n. Ah√≠ entend√≠ que es algo que muchas personas atraviesan, que no le sucede a uno solo o es un ¬īdrama¬ī que solo a uno le pasa. Al tener llegada por lo que fui como nadadora, busco, contando esto, que sirva de algo o tenga llegada. No hay que tener tab√ļ en expresar que uno atraviesa un tratamiento de esa √≠ndole o que tiene que tomar medicaci√≥n.

-Se te nota bastante desprendida de los logros y las etiquetas, no te apegaste o aferraste a un éxito o personaje. Fuiste una gran nadadora, pero la vida sigue…

-Y sí. Todos esos logros que obtuve, los veo y me siento una afortunada y estoy feliz con todo. Pero el éxito, siento, fue haber podido cumplir con todos los objetivos que me propuse, el haber dado lo mejor de mí, porque el resultado nunca termina dependiendo ciento por ciento de uno. Los resultados son anécdotas, son circunstancias que pasan y se olvidan. Lo que perdura es si sos buena persona o no. Tuve la suerte de tener la familia y el entrenador que tuve que me contuvieron siempre en el plano mental y espiritual, que me inculcaron el estudiar, el leer, el conocer otras cosas por fuera de la natación, para tener más herramientas ante la vida. No solo entrené lo físico, sino entrené muchas cosas como persona.  

“Todo lo que logr√© es gracias a Roger y Rafa que me exigieron siempre el doble, sacar lo mejor de m√≠ constantemente. Ellos me motivan. Estoy agradecido por estar en la misma √©poca”, dijo alguna vez Nole.

-En tu √©poca en Argentina y Sudam√©rica casi que no ten√≠as competencia por tu nivel, salvo la brasile√Īa Joanna Maranh√£o. Has dicho que sos agradecida a ella porque no hubieses llegado tan alto sin su presi√≥n y teniendo una rival tan fuerte tan cerca‚Ķ

-Sí, con Joanna tuve una competencia muy fuerte, y logré lo que logré porque en Sudamérica tenía una competidora que, si me descuidaba medio segundo, me ganaba. Cuando bajé del podio en Atenas, ella había terminado quinta, me salió regalarle la corona de laureles que le ponen a las medallitas como manera de agradecimiento porque ese logro era en parte a la exigencia que ella me imponía para que sea mejor. Ella también hizo lo mismo en un podio en un Panamericano. Hoy seguimos siendo grandes amigas y hablamos un montón. Ninguna de las dos hubiese llegado a ese nivel sin la otra.

-Has dicho que te hubiese costado dedicarte a un deporte colectivo…

-Lo ve√≠a a mi hermano que jugaba al hockey y se cuidaba, se acostaba temprano la noche anterior, llegaba temprano el d√≠a del partido, y quiz√° algunos compa√Īeros sal√≠an de joda y ni aparec√≠an en el partido. Ver eso, de que es m√°s dif√≠cil controlar ciertas cuestiones que no dependen solo de vos como en un deporte individual, no me gustaba.

-Se te nota bastante espontanea, genuina, y liberal en el buen sentido. ¬ŅC√≥mo fue ingresar en la pol√≠tica, (en el directorio de la Agencia C√≥rdoba Deportes) un mundo donde todo es m√°s protocolar, donde la apariencia a veces vale m√°s que la esencia y donde no todo es leal?

-Fue muy duro, muy duro. Me costó entender cómo funcionaban las cosas, los tiempos que se manejan. Fue mucho aprendizaje, incursionar en un mundo totalmente nuevo. Sigo siendo genuina y hay cosas con las que no negocio.

También te podría gustar...