“Perder un hermano”, por Leopoldo Jacinto Luque

Leopoldo Jacinto Luque fue una de las figuras de la Selección Argentina en el Mundial de 1978, pero no la tuvo fácil: su hermano murió en medio de la competencia. El delantero contó cómo se sobrepuso a esa tremenda pérdida.

‚ÄúSoy muy creyente y hay cosas que suceden. El de arriba sabe por qu√©. Yo cumplo a√Īos el tres de mayo, en el 78 fue durante el Mundial. Mi familia vino de Santa Fe a la concentraci√≥n para saludarme y traerme una torta. A los pocos d√≠as, mi hermano ven√≠a para Buenos Aires a ver uno de los partidos. Un conocido de la familia ven√≠a para ac√° para traer verduras y se sum√≥ con √©l. A la altura de San Isidro se hab√≠a juntado neblina y chocaron con un cami√≥n que estaba parado en la banquina. Mi hermano falleci√≥ en el acto. Yo jugaba a la tarde noche de ese d√≠a contra Francia. Cuando mi pap√° se enter√≥, lo primero que hizo fue dar la orden de que nadie me avisara a m√≠. Que me iban a avisar personalmente. Ese d√≠a no me enter√© y jugu√© el partido. En ese mismo encuentro me lastim√© el codo. Cuando salgo para que me atiendan, me llevan los m√©dicos al t√ļnel. Al final de la escalera hab√≠an puesto una camilla, me tiraron ah√≠ y me acomodaron el codo. Me quer√≠an llevar al vestuario y yo dije que ten√≠a que volver al campo porque se hab√≠an hecho todos los cambios. No quer√≠an los m√©dicos, entonces cuando amago a caminar para el vestuario, me doy vuelta, subo la escalera y le pido al √°rbitro que me deje entrar. En ese momento pens√© en mi familia que vieron como me sacaban hecho mierda. Entonces volv√≠ por ellos, para que vieran que estaba bien. Me qued√© ocupando espacio, poni√©ndome al lado de un rival para que no se la den. Al otro d√≠a me vinieron a despertar en la concentraci√≥n para avisarme que me estaban esperando mis pap√°s. Yo estaba convencido de que ven√≠an por el tema del codo. Ah√≠ me dieron a conocer la noticia. Mi pap√° me encar√≥ y me dijo que, as√≠ como hac√≠a unos d√≠as atr√°s hab√≠an venido a pasar un buen momento por mi cumplea√Īos, ahora ven√≠an a darme una mala noticia. Cuando fui a hacer todos los tr√°mites y a despedir a mi hermano, antes de abandonar la concentraci√≥n, Daniel Pasarrella me dio un dinero de una ¬īcaja¬ī que hab√≠a de unos partidos amistosos previos al Mundial, que el plantel la guardaba para usar en alguna ocasi√≥n. El cumplea√Īos de alguno, el nacimiento del hijo de otro, por ejemplo. Muchos joden con que el plantel ten√≠a relaci√≥n con los militares. ¬ŅVos cre√©s que alguna persona de la AFA o del gobierno militar se acerc√≥ a ver si precisaba algo? Nada. Yo no volv√≠ al equipo luego de ese suceso por h√©roe ni por hacerme el valiente. Volv√≠ porque tuve ganas de darles una alegr√≠a a mis viejos. La fortaleza de ese momento me la dio mi viejo‚ÄĚ.

Firma: Leopoldo Jacinto Luque

(Fragmento de una charla que el protagonista tuvo con el periodista Dami√°n Giovino)

También te podría gustar...